Un independiente en cada hijo te dio

Un independiente en cada hijo te dio

 

Al cierre del plazo legal, 40 personas tenían ya su constancia del Instituto Nacional Electoral como aspirantes a una candidatura independiente a la Presidencia de la República, 38 más estaban pendientes de corregir o subsanar alguna parte de su trámite para engrosar esa lista.

Lejos parece ya lo realizado por el entonces excanciller Jorge Castañeda Guttman, quien en el 2006 intentó por primera vez obtener una candidatura presidencial fuera del sistema de partidos.

Aunque en teoría la Constitución le permitía, a él y a cualquier ciudadano, competir por sí solo por la Presidencia, lo cierto es que la falta de regulación secundaria —y una abierta oposición de los partidos— hicieron que su proyecto naufragara en un interminable laberinto burocrático y legal que terminaría resolviéndose dos años después con una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Pero todos tranquilos, a los 40 aspirantes (o 78 si logran completar el proceso) les falta un largo camino por recorrer y lo más probable es que ni siquiera 5 lleguen a la boleta electoral del próximo año.

Para convertirse en candidatos, los aspirantes deberán obtener de aquí al 12 de febrero de 2018, 866 mil 593 firmas de ciudadanos, de por lo menos 17 estados, que en conjunto sumen el 1% del padrón electoral.

Según estos datos, aparentemente habría posibilidad de que 100 personas se inscribieran como candidatos independientes si cada ciudadano con credencial para votar diera su apoyo a la candidatura de alguno de ellos, pero evidentemente esto no será así.

De entrada casi la mitad de los ciudadanos no cumple con su obligación/derecho a votar; como se puede revisar en cualquiera de las elecciones anteriores. Muchos sólo tienen el documento expedido por el INE ya que es una de las pocas identificaciones oficiales aceptadas en la mayoría de trámites y establecimientos.

Las reglas para obtener la candidatura independiente señalan que las firmas que cada aspirante presente deben ser exclusivas para su persona, por lo que en caso de que un ciudadano haya dado su apoyo a dos aspirantes, el que la haya obtenido en segundo lugar, le será anulada. Así que los aspirantes buscarán obtener por lo menos un millón y medio de firmas.

Por si esto fuera poco, si usted no es pariente, amigo o por lo menos conocido de alguno de los aspirantes, difícilmente hará todo el trámite para dar su apoyo a alguna candidatura, por lo que los aspirantes, sin la estructura de un partido, tendrán ir hasta usted para convencerlo y obtener sus datos para ingresarlos a la plataforma dispuesta para el efecto.

Los que logren cumplir con todo lo anterior, ahora sí, podrán ser candidatos independientes y en su campaña podrán gastar 33 millones 600 mil pesos para competir contra los candidatos de los partidos políticos.

En el papel, las candidaturas independientes se pensaron para dar una opción completamente distinta a los ciudadanos que no nos sentimos representados por la ideología ni los liderazgos de los partidos políticos tradicionales, pero en la práctica todo parece estar hecho para que en realidad ninguno tenga oportunidad.

CDMX.

17 de octubre de 2017

@Vicente_Gálvez

Deja un comentario